Alitas de pollo a la Nieves!

Estas fueron las menos pensadas y las primeras que se acabaron!!! es que para el plato fuerte utilicé 8 pollos y me quedaron las 16 alitas así que pensando en que iba a hacer luego con tantas alitas, mejor recurrí a una receta que me pareció deliciosa.
Hela aquí:
  1. 16 alitas de pollo, limpias y cortar en las articulaciones, no separar
  2. 04 dientes de ajos
  3. hojas de laurel y hongos negros
  4. 01 lata de tomates fritos
  5. aceite
  6. 01 taza de caldo concentrado
  7. 01 chile
  8. 01 taza de vino blanco
Yo no soy partidaria de las cosas preparadas así que obvié la lata de tomates fritos y la hice yo misma, cómo??? sencillo: 08 tomates frescos los cortas en juliana y calientas aceite y cuando esté bien caliente los agregas, cuidado que se prende fuego a la sartén, no se asusten, sigan dando vuelta con la muñeca a la sartén y se apaga, esto le da un saborcito distinto, ahora a remover con al cuchara hasta que se deshagan y cuando tienes una pasta, la retiras del fuego. El siguiente paso es colocar todo en una coladera y cernirla, así solo te queda la pura pulpa y la salsa tan deseada!!!

Ahora para visualizar los ingredientes principales:

Y empiezas colocando en una sartén grande (de esas tipos chifas) aceite, cuando esté caliente añades los ajos molidos, que doren un minuto y pones la salsa de tomate previamente preparada con las hojas de laurel y el hongo negro, sal y pimienta, y dejar que cosan.

Ahora cuando el tomate cambie de color le añades las alitas!

Tápenlas por 5 minutos y revisen para que no se vayan a quemar, como es de seguro que les va a faltar jugo para que cocinen le añaden el caldo de pollo (si es que no tienen, pueden disolver una pastilla pero prefiero que no lo hagan, le cambia el sabor...)

Y como cocinar da sed pues se abren una botella de vino blanco y salud!!!! jajajajaja mentira, es mitad para la sartén y mitad para la cocinera... jajajaja tampoco, es para las alitas!!!

Jajaja ahora si que toman buen color y sabor, notarán un poquito de sabor fuerte, pero luego varía, se hace medio dulce... y allí si lo dejan que cosa a la vista y paciencia del señor!!!

Asegúrense de que las alitas estén bien cocidas, dénles vuelta, intercambien las de abajo por las de arriba, pero sin destrozarlas!!!

Ahora sí ya está, que no se seque todo el jugo, buen color y sabor y queda como la foto de entrada!!! y sirvan caliente!!!

Comments

Popular posts from this blog

Estofado de pato

Arroz Chaufa (casero)

Pescado apanado