Pato a la naranja!

Para lograr esto, primero atrapan un pato! jajaja no es difícil... lo más tierno posible porque si no... les tomará horas que cueza...
Lo evisceran, lo limpian y secan (de preferencia utilizar la técnica de abrir solo cuello y rabadilla, para que puedan mantener el pecho impecable.. lamentablemente en mi caso, cuando llegué a la escena de crimen ya lo habían dejado así... ni modo).
Así que sólo sal y pimienta por todas partes y en regular cantidad y buscan la manera de poder freírlo todo al mismo tiempo! Yo escogí esta sartén china para el efecto, no es necesario agregar aceite (algunos utilizan mantequilla para engrasar el pato por dentro y por fuera, pero prefiero no hacerlo, ya verán porqué...)
Basta que coloquen el pato por el lado de la piel y verán como en el acto empieza a soltar tal cantidad de aceite que les aseguro que podrán deshacerse de buena cantidad al finalizar! (sorry por la impresión que da, de que el pato desea escaparse del fuego... jajaja)
Asegúrense de poner fuego bajo, para dar tiempo a cocer, a dorar y demás.... ven ese lindo color dorado???
Cuando tienen doradas todas las partes, añaden un poco de caldo de menudencias y el jugo de una naranja (ya que si no tienen hecho el caldo, pueden utilizar las mismas que trae el patico o ya si son muy flojos o les gana la hora pues una pastilla concentrada... pero no les aseguro el mismo sabor que el natural!!!)
Comprueben que la carne esté tierna antes de sacarlo del fuego (yo prefiero añadir el caldo de a poquitos, para crear efecto de vapor y que se cocine así, a sancocharlo... (una técnica adicional es ponerlo al horno... yo prefiero ésta porque controlo como va a quedar el dorado, aunque se me ocurre que a la parrilla o a las brasas debe ser muchísimo mejor!)
Asegúrense de colectar un buen de jugo de la cocción del pato para realizar la salsa! ya cuando lo hayan sacado manténganlo caliente!
Mientras tanto empezaremos con la salsa que es de lo más simple: el jugo del pato lo reducen un poco, luego le añaden el jugo de unas 5 naranjas (para ese tamaño de pato) y verifican la sal
Agregan un buen licor de naranja, o en su defecto, lo mejor de estos lares: pisco acholado, verán como se sienten en casa donde quieran que estén! jajajaja
Dejan que el alcohol se volatilice y para finalizar espesan la salsa con maicena o chuño, no muy espesa, no muy aguada!

Filetean las pechugas de tal modo que puedan añadir la salsa de a pocos, el restante lo colocan en una salsera y a comer! Este platillo bien puede ser el plato de fondo de una cena formal, de navidad o depende a quien quieran sorprender... en mi caso (sí, hoy estoy egocentrista...) era hacer esto o comer arroz con pato again! Pero al final todos felices, se comieron la pata entera(no extremidad!) y quedó el otro pato para mañana (sí, fueron 2 en total) según dijeron era para la semana aunque yo dudo que llegué a la noche de mañana... a comer!

Comments

Popular posts from this blog

Estofado de pato

Arroz Chaufa (casero)

Pescado apanado